Tips para ser reclutado en Harvard

Guía de Universidades.

Guía de Universidades es un espacio tuyo donde encontrarás información útil para tu futuro universitario


Ivonne Vargas / CNNExpansión

Un CV impecable es insuficiente: para estudiar en esa institución debes probar que encajas en ella; también tendrás que argumentar el impacto que tendrá en tu vida tu paso por esa universidad.

harvard-university-canteen 

CIUDAD DE MÉXICO — Cuando Santiago Ocejo concluyó su formación como médico cirujano en el Tecnológico de Monterrey, encontró que los temas en los cuales quería especializarse no estaban desarrollados en México, así que optó por continuar sus estudios en el extranjero. Su objetivo: la Universidad de Harvard y una maestría en Salud Pública.

Ocejo se preparó con más de un año de anticipación para llegar a la Escuela de Salud de esa Universidad, ubicada en Boston. Conseguir ayuda económica, relata el egresado, no es tan difícil, pues recibió apoyo de cuatro instituciones: Fundación México en Harvard (FMH), Conacyt, Secretaría de Educación Pública y el de la propia Universidad.

“Cuando mandé un correo a la Fundación para saber sobre los requisitos, me indicaron que lo único que ellos necesitaban era que yo fuera aceptado en un programa de tiempo completo de la Universidad”, recuerda Ocejo. Lo importante es lograr el “sí” de la institución de tu interés, como fue el caso de Santiago, quien fue el único admitido en el programa que concluyó en 2010.

La pregunta es ¿cómo ser un candidato atractivo para las universidades? Lejos de que las calificaciones académicas o la experiencia laboral sean los únicos requisitos valorados, en una entrevista académica puede haber preguntas inesperadas, por ejemplo: “¿Cuál es el último libro que has leído?”. Esto es lo que reseña Jehan de Fonseka en Unofficial Harvard Business School Interview Guide, un documento no oficial presentado en la Universidad de Harvard, en el que describe cómo son las entrevistas para prepararse en el proceso de admisión.

Fonseka, actual editor en jefe del periódico The Harbus -distribuido en la escuela de negocios de Harvard (Harvard Business School)- declaró en un artículo publicado por Fortune que es fácil detectar cuando alguien está fingiendo, porque los solicitantes no se entrevistan con estudiantes, sino con profesionales experimentados.

“Cada persona tiene una historia muy personal del por qué quiere estudiar una carrera o maestría en el extranjero. Esa historia es la que más importa, que sea real y estés convencido de ella” para comentarla con los entrevistadores, apunta Santiago Ocejo.

En la guía realizada por Fonseka aparecen 50 preguntas (al menos 20 de ellas son de candidatos recién aceptados) extraídas de entrevistas que se realizaron en la escuela de negocios de la universidad bostoniana. Cada pregunta incluye un análisis de qué es exactamente lo que la institución busca con ese indicador y cómo puede responder el aspirante.

Entre las preguntas que hacen los profesores en esta universidad destacan las siguientes, según el documento de Jehan de Fonseka:

¿En qué compañía, de una industria diferente a la actual, encontrarías el éxito?

Fonseka menciona que es un cuestionamiento muy interesante, porque el candidato debe definir el éxito. Es una respuesta muy personal. En ésta se observa si la persona ve este concepto como “sólo lograr beneficios para uno mismo”, o si desea tener un impacto social. No hay una respuesta correcta, menciona el autor de la Guía, pero la información que se da revela los valores y creencias de un individuo.

El entrevistador, además, trata de ver cómo se familiariza el profesionista con compañías fuera de su ramo común de trabajo, y qué curiosidad intelectual sigue en la escuela de negocios. Es una señal para ver cómo ‘encajaría’ en Harvard.

2. ¿Por qué necesitas un MBA para alcanzar tus metas?

Esta es una pregunta habitual en el proceso de admisión. “Un MBA puede ser una poderosa herramienta para su futuro, pero hay que pensar con profundidad en las habilidades y herramientas que se busca desarrollar al responder este (indicador)”, subraya Fonseka. Tal como mencionó a sus estudiantes Youngme Moon, profesor de Harvard: “Hay una diferencia entre construir un curriculum vitae y construir una vida”. Esta frase refiere lo que debería estar pensando el candidato al contestar. Si el MBA será sólo una viñeta en el CV, no deberías gastar dos años de tu vida y 160 mil dólares en ello. Necesitas pensar en objetivos a largo plazo en la vida, y cómo este programa te permitirá cumplir esas metas.

3. Camina conmigo a través de tu currículo.

En este indicador, lo importante es hacer que tu CV cuente una historia y no sólo relacione una serie de eventos que no guardan conexión, explica Fonseka. Hay que plantear este ejercicio bajo un enfoque ascendente, de progreso. Si hay un detalle en tu vida laboral -como un período de desempleo- no temas decirlo pero tampoco te enfoques en ello. Menciónalo y pasa a la siguiente información. Ahora, más que nunca, los entrevistadores entenderán esa etapa. Asegúrate de calcular el tiempo de este resumen (debe durar aproximadamente unos cinco minutos) y equilibra los datos proporcionados. Por ejemplo: no te detengas demasiado en la experiencia académica ni limites tu actual escenario laboral, o viceversa.

4. ¿Cómo te describirían tus amigos, jefe y compañeros en tres palabras?

Esta es tu oportunidad para demostrar cómo te gustaría ser ‘retratado’. Utiliza esta pregunta para demostrar tus puntos fuertes, especialmente aquellos que crees que no han quedado demostrados en el proceso de aplicar al MBA.

Para mayor información sobre esta guía, se puede consultar la página www.hbsinterview.com/

Por su parte, Santiago Ocejo sugiere acudir a los eventos sobre MBAs para platicar con egresados, candidatos y representantes de las escuelas y así quitarse el miedo de aplicar para un programa en el extranjero.

“Después de las ferias, lo siguiente es dedicar varios fines de semana o tiempo libre en las noches, hasta tarde, averiguando los programas, entrando a blogs donde la gente ha hecho las mismas preguntas que todos tenemos en un inicio. Es muy útil leer los comentarios y en esos sitios también aparecen ensayos”. Además “puedes mandarles correos a egresados y personas de admisión”, puntualiza Ocejo.

NoSi (-3 puntos, 5 votos)
Cargando…