¿Qué es un plan de gastos?

Guía de Universidades.

Guía de Universidades es un espacio tuyo donde encontrarás información útil para tu futuro universitario


Te mostramos cómo crear la estrategia para lograr lo máximo con el dinero que tienes y alcanzar tus metas.

 Plan-de-gastos-2

Ingreso bruto frente a ingreso neto.

Recuerda que hay una diferencia entre tus ingresos brutos –la cantidad total de dinero que ganas – y el ingreso neto, que es lo que realmente cobras. Esa es la cantidad que llevas a casa después de pagar impuestos, seguros u otros costos que se han restado. Basa tu plan de gastos en tu ingreso neto.

Debes saber en qué gastas ahora.

Para tener una idea clara de cómo gastas actualmente, probablemente te convenga llevar un diario de gastos durante un mes o dos. Esto quiere decir guardar tus recibos y anotar las compras y las cantidades de todo lo que gastas.

Tres tipos de gastos

Los gastos fijos son cantidades regulares que generalmente no cambian mucho, gastos mensuales como el alquiler o los pagos del auto, o cuentas que recibes con menos frecuencia como el registro o el seguro del auto.

Los gastos flexibles son necesidades. Tú compras estas cosas regularmente, pero tienes más control sobre la cantidad que gastas, por ejemplo alimentos, llamadas de larga distancia.

Los gastos discrecionales corresponden al dinero que tú decides gastar, pero no tienes obligación de gastar en cosas como ropa, películas y salir a comer.

¿No tienes suficientes ingresos?

Cuando termines de escribir tu plan de gastos, quizá te des cuenta de que no tienes suficiente dinero. Dado que puede ser difícil cambiar tus gastos fijos, busca la forma de reducir tus gastos flexibles y discrecionales, y/o de aumentar tus ingresos.

Haz concesiones

La mayoría de la gente no puede permitirse comprar todo lo que desea, por lo cual tiene que hacer concesiones. Hacer concesiones puede significar privarte de cosas que no son estrictamente necesarias, o comprar algo más barato que igualmente te sirve, para tener dinero para comprar otras cosas más valiosas para ti. La idea de hacer concesiones también puede relacionarse con la forma en que tú empleas el tiempo. Por ejemplo, para ganar más en tu trabajo, podrías tener que trabajar más horas.

Sé realista y flexible

Haz un presupuesto que puedas cumplir. Sé realista y flexible. El truco es vivir con tus ingresos, para poder pagar los gastos y al mismo tiempo tener dinero sobrante para disponer de flexibilidad. Revisa tu plan todos los meses. Ajústalo a medida que tus ingresos y gastos cambian.

Decide cuánto vas a ahorrar

Ahorrar es un gasto discrecional, ya que eres tú quien decide cuánto dinero vas a apartar para tu futuro. Cada mes, cuando les pagas a todos los demás por las cosas que necesitas y deseas, ¡ no te olvides de “pagarte a ti mismo” mediante el ahorro!

NoSi (Sin evaluaciones)
Cargando…