El reto laboral de las universidades

Guía de Universidades.

Guía de Universidades es un espacio tuyo donde encontrarás información útil para tu futuro universitario


Ivonne Vargas Hernández / CNNExpanción

Además de impartir conocimiento, las escuelas deben acercar a los estudiantes a los empleadores; es necesario crear nuevas carreras que se anticipen a las demandas del mercado.

 empresaria-2

CIUDAD DE MÉXICO — La universidad tiene diferentes metas. Sirve para formar personas, investigar, participar en los problemas económicos y sociales del país, ser un espacio de debates y reflexión.

En México, para los 3 millones 650,000 estudiantes que actualmente están en educación superior (según cifras de la SEP) el tema de la contratación saldría a relucir como la principal meta de una escuela. Se han venido generando en promedio 300,000 empleos, cuando debería haber un millón, señala Daniel Moska Arreola, director general del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

Cuando se hizo la misma pregunta a estudiantes europeos, el 74% (de 15,000 encuestados) dijo que el mayor reto de la universidad es dar competencias para integrarlos al mercado laboral, según la encuesta Eurobarómetro. Aunque Europa y América Latina tienen contextos diferentes, el desempleo afecta a ambos continentes. ¿Qué están haciendo las escuelas para ayudar al problema?

El directivo del Tec explica que un paso importante, es dar ‘extras’ a la disciplina que estudie la persona. “No te puedes quedar en ‘lo sacaste bien’ (desde lo académico. Necesitas de las competencias, como emprendimiento, innovación y saber qué es lo que deberás seguir aprendiendo por tu cuenta”. De acuerdo con el académico, ese tipo de disciplinas hay que medirlas a los cinco años de haber egresado, para ver cómo va su desarrollo.

Al igual que en otras latitudes, el mapa de empleo para México depende de la carrera, hay mayor contratación para las ingenierías y egresados del área de salud, que para ciencias sociales, según indica el Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Cuál sea la formación, la educación debe tener más responsabilidad en el tema de empleabilidad, afirma Moska Arreola.

En ese sentido, el directivo del Tecnológico resume otros retos al formar a los profesionales:

1. Práctica y más práctica. “Dime tres errores que veas en un negocio”, esto no viene en los libros, dice Arreola, pero debe preguntarse en las clases; tener sesiones más prácticas. Explica que un error común en los emprendedores es iniciar el negocio sin firmar contrato, y eso se debió aprender en la escuela. Aunque suene ‘trillado’, escuela y empresas necesitan ir de la mano. Si una compañía lanza un producto debe ir a la universidad y plantear: “tengo este producto y esta necesidad” y que el alumno ayude a resolverla.

Según el director y académico del Tecnológico, la triple vacuna para el estudiante actual es: emprendimiento, innovación y ciudadanía responsable.

2. Pruebas reales. En los concursos para universitarios, el juez debe ser el mercado, “no el profesor”, asegura Arreola. Un hecho que puede marcar la diferencia al contratarse es tener un valor que diferencie, tal vez no sea contar con muchos trabajos, pero sí una certificación.

No es lo mismo un profesional de Tecnologías de Información (TI) ‘generalista’ que alguien certificado en SAP. Es necesario acercarse a esos entrenamientos y que más empresas promuevan en las universidades internships (programas para estudiantes en últimos semestres).

3. ¡Adiós! al empleado. Bienvenido el empleador. En México se necesita el famoso millón anual, expresa Moska. Ese indicador no se ha alcanzado, y a ello se suma la calidad de las vacantes generadas.

Ante esa realidad, el reto de las universidades es crear conciencia en el joven de su situación, el trabajo no está garantizado para todos y se requiere de egresados que a través de sus propios negocios creen un efecto cadena contratando personal. En el requerimiento de “meter el chip” del emprendedurismo y de ayuda a otros desde la universidad “ya vamos tarde”, añade el directivo del Tec

4. Ver al futuro. De acuerdo con un análisis publicado por la Asociación Europea de Universidades, un gran número de trabajos y actividades laborales que serán importantes en menos de una década, hoy no existen. Una tarea de las universidades es preparar para el futuro y no sólo creando nuevas carreras. Al estudiante hay que enseñarle cómo se mueve la gente en el día a día laboral.

“Es un paradigma en el cual debemos movernos en las universidades. Hay que dar otras habilidades, por ejemplo, cómo tomar riesgo, armar un evento, hacer propuestas (…) Eso no se desarrolla dentro del salón de clases, sino en grupos estudiantiles. Y hay que recordar que no hay trabajo para todos, sólo para los que se muevan”, expresa Moska Arreola.

Por su parte, Imaru Arias Ramírez, directora de Investigación y Desarrollo de Programas de la Universidad del Valle de México, puntualiza que las universidades deben trabajar en carreras que den una solución a las necesidades del entorno. Es importante ver la situación del país, platicar con egresados, profesores que trabajen en diversas industrias y empleadores, y a partir de eso pensar en los programas, respondiendo a la pregunta ¿cómo será su campo de trabajo, donde se contratarán?

Por ejemplo, subraya la especialista, cada vez es más importante tener en México a ingenieros en energías renovables y alternativas, y profesionalizar a nivel técnico el área de salud.

NoSi (Sin evaluaciones)
Cargando…