Cómo tu ego puede sabotear tu creatividad

Guía de Universidades.

Guía de Universidades es un espacio tuyo donde encontrarás información útil para tu futuro universitario


Uno de los problemas que más destruyen la creatividad es tener un ego demasiado grande. Aprende a combatirlo.

ego-creatividad-comportamiento-noticias-mexico

 

Al escuchar la palabra “ego”, la mayoría enseguida piensa en un gerente sabelotodo irrumpiendo en la habitación e insistiendo que todos agachen la cabeza y trabajen para cumplir con sus caprichos. Esta es ciertamente uno de los casos más comunes, pero existen otros tipos de ego que son menos obvios y que debes intentar evitar si quieres mantener tu creatividad al máximo.Hay una receta para la improductividad y, si quieres evitarla, toma nota de los 3 consejos que te acercamos a continuación.

1.    No te victimices

De niño es común que cuando no logras un acuerdo con los demás niños en base a un juego, optes por retirarte en lugar de ser flexible, comprometerte y jugar. El mismo efecto suele poder descubrirse en un entorno laboral, ya que cuando te victimizas pones tu necesidad de reconocimiento por delante del trabajo y por delante de la misión del equipo de trabajo.

Lamentablemente, este tipo de desvinculación significa que no estás completamente comprometido con el futuro de la compañía, y habilitas a otros a tomar el control sobre tus asuntos en lugar de hacerlo tú mismo. Al victimizarte pierdes la posibilidad de hacer tu mejor trabajo.

2.    No defiendas demasiado tu territorio

Cuando sientes que alguien infringe en algo que consideras de tu influencia, puedes tener la necesidad deproteger tu territorio y ejercer tu autoridad, impidiendo que otros ocupen tu lugar. Puede que incluso tomes crédito por el trabajo de otros o te rehúses a permitirles estar en el centro de atención. Puede que también seas cínico o critiques demasiado el trabajo de los demás.

Hay una gran diferencia entre tener confianza en tus habilidades y tener un ego demasiado grande. Mientras que las personas egocéntricas no creen que puedan equivocarse, las personas seguras creen poder hacerlo bien.

3.    No te ofendas con facilidad

Hay muchos que perciben todo comentario como un ataque personal. No les importa qué dices o cómo lo haces, siempre encontrarán la manera de percibirlo como un insulto. Asimismo, muchos consideran que cualquier desacuerdo con ellos indica que cuestionas su competencia profesional. Ambos son despliegues sutiles de ego.

Cuando te colocas por encima de tu trabajo, te pones en peligro de comprometer tus esfuerzos. La colaboración también se vuelve más difícil de obtener porque los demás se cansan de pisar terreno pantanoso. Debes evitar esa tendencia a ofenderte con facilidad para mejorar tu capacidad de pensamiento y tus habilidades.

NoSi (Sin evaluaciones)
Cargando…